El alcalde ve un daño "significativo" en el colector de aguas residuales que provocó el vertido de Bouzas

Un accidente en las obras del Paseo de Bouzas acometidas por el Ministerio de Medio Ambiente provocó un daño "significativo" en la conducción que lleva las aguas residuales de una parte de la ciudad a la depuradora. El incidente se registró en torno a las 13,00 horas de ayer, lunes, al final del Paseo Paz Andrade y, según explicó el regidor el frío impidió el secado de la fisura por lo que la reparación no será realidad hasta primeras horas de esta tarde.

martes, 20 mar 2012
Unas obras acometidas en el Paseo Paz Andrade por la dirección general de Costas, del Ministerio de Medio Ambiente, originaron ayer, lunes, la rotura de la conducción que lleva las aguas residuales de una parte de la ciudad a la depuradora. Según explicó hoy martes el regidor, en el momento en el que se rompió la tubería, se cerró la conducción en el tramo anterior, por lo que la misma tubería pasó a hacer de depósito de residuales. El alcalde, quien expresó su satisfacción con que se estén a desarrollar estas obras en la ciudad, mostró también confianza en que la "avería había quedado reparada la primera hora de la tarde", a pesar de las dificultades técnicas acrecentadas por el frío "puesto que el secado requiere calor y hubo que colocar estufas".

Respeto a la evolución de los efectos del accidente, apuntó que en el momento en el que la conducción "entró en carga empezó a aliviar por distintos puntos de la ciudad como la calle Coruña, Julián Estévez, Isaac Peral, República Argentina y Bouzas. Una vez que se registró la rotura, acudieron inspectores y técnicos municipales, junto con agentes de la Policía Local y personal de Aqualia, quien procedió al cierre del emisario para poder trabajar en la subsanación de la avería.