Man Xornal.vigo.orgXornal.vigo.org Concello de Vigo Contacto
Discurso
Subscribirse


 
venres, 27 de marzo 2009

Imprimir | Enviar

Discurso do alcalde da Gala de Vigueses Distinguidos 2009

Por Abel Caballero Alvarez (Alcalde de Vigo)



2009 será un hito en la historia de esta ciudad. Vigo conmemora dos siglos de libertad, de desarrollo y de prosperidad; características que nos han situado a la cabeza de las urbes gallegas desde hace años y que nos consolidan como una de las mayores ciudades de España.

La libertad de Vigo se fraguó con los mismos argumentos sobre los que hemos cimentado durante 200 años nuestra actual pujanza. Conseguimos y mantenemos vigente nuestra independencia gracias al carácter de los vigueses y viguesas, a su voluntad, a su capacidad de superación, al esfuerzo y trabajo de todos aquellos que supieron ver, entender y comprender a esta ciudad, los que entendieron las circunstancias y posibilidades que ofrecía aquella ciudad naciente y que dos siglos después se transformaron en realidad.

El carácter emprendedor y luchador de los vigueses y viguesas sirvió entonces para que Vigo fuera la primera ciudad europea en liberarse de las tropas napoleónicas, y aquello nos hizo ciudad leal, noble y valerosa. Los mismos rasgos permitieron a la ciudad adaptar en el siglo XIX su potencial pesquero a la revolución industrial, sentando por entonces las bases de la potente industria conservera y pesquera de inicios del siglo veinte que hoy es líder mundial.

La voluntad emprendedora de los vigueses y viguesas permitió encabezar en la Península las rutas transoceánicas tanto de pasajeros como de mercancías en la primera mitad del pasado siglo, esbozando ya entonces el actual Puerto, eje y razón principal de ser de toda la actividad industrial de Vigo, y motor económico de Galicia.

La capacidad de lucha y sacrificio, nuevamente el carácter innovador de sus ciudadanos y ciudadanas fue el pilar sobre el que Vigo asentó su fortaleza en el sector naval, que enfrentó con éxito numerosas etapas de conflicto y dificultades a lo largo de las décadas hasta convertirse hoy en la primera industria naval privada de España y de Europa.
Hace 50 años plantamos la semilla del actual potencial vigués en la automoción. La planta de PSA Vigo supuso paralelamente la instalación de más de 60 empresas de componentes del automóvil que operan hoy en día en el área de Vigo.

El carácter dinámico y emprendedor de los más de 10.000 vigueses que trabajan en la automoción hizo de la planta de Citroën de Vigo la joya de la corona de la automoción española y casi de la europea, y ofrece todas las garantías para que el sector salga reforzado de la crisis.

También en la segunda mitad del siglo pasado, y al abrigo de nuestra tradicional y potente industria pesquera, el congelado y la conserva emprendieron el camino de la innovación y la excelencia que nos sitúa en la actualidad en una posición de liderazgo internacional que sólo se entiende desde la calidad de nuestro producto y el espíritu de los ciudadanos de Vigo.

El desarrollo emprendido por los vigueses e viguesas hace 200 años tiene su paradigma económico en los diversos sectores industriales asentados en Vigo que hoy son líderes a nivel internacional.

El crecimiento económico de la ciudad ha conllevado de forma paralela su desarrollo social y poblacional, incremento que ha sido exponencial desde los años 60.

Desde entonces, Vigo ha duplicado su población hasta los 300.000 habitantes de hoy en día y ha multiplicado su crecimiento con el máximo respeto a los históricos valores del sacrificio, la solidaridad y el dinamismo que los vigueses han llevado por bandera durante 200 años.

El hoy es también un Vigo social, construida para los vigueses y viguesas, con calidad de vida y bienestar para la ciudadanía, fraguados en los derechos sociales adquiridos en los años de libertad y democracia de esta ciudad.

Hoy, a comienzos del siglo XXI y de nuestro tercer siglo como urbe libre, podemos afirmar con orgullo que Vigo ha emprendido un camino sin retorno hacia su lugar en el mundo.

Vigo está llamada a reforzarse como puerta de entrada a Europa, pero su proyección internacional está siendo imparable en los sectores estratégicos de esta ciudad, y el reto para el futuro es consolidar esa dinámica de desarrollo y crecimiento económico e industrial, y mostrar además al mundo la nueva ciudad de servicios y bienestar que estamos construyendo entre todos.

Lo que hoy somos y todo lo que hemos conseguido a lo largo de la historia sólo puede ser comprendido a través de sus ciudadanos.

La pujanza industrial y económica, la ciudad solidaria y de servicios de la actualidad tiene en los vigueses y viguesas su origen, su único motivo, su estímulo, su razón de ser.

El espíritu de los vigueses e viguesas ha definido siempre el camino a seguir de nuestra ciudad. La capacidad de adaptación y superación nos caracteriza, nuestro espíritu de lucha nos identifica y nos distingue como ciudadanos de Vigo.

Bajo esa premisa, cada año sumamos a nuestra memoria colectiva varios nombres merecedores de distinción y reconocimiento, ciudadanos y entidades que enarbolan el carácter de Vigo y refuerzan su personalidad solidaria y emprendedora.

Antonio Heredero proyectó el nombre y los paisajes de Vigo a las esferas internacionales a través de su magnífica obra. Enamorado de esta ciudad, sus paisajes y su personalidad recibieron el máximo grado de reconocimiento posible. La categoría profesional de Antonio Heredero y su faceta humana, con constantes donaciones de obra para fines benéficos, le han convertido desde siempre, y desde hoy de modo oficial, en Vigués Distinguido.

Pocos han sabido plasmar en un lienzo la esencia de Vigo como Antonio Quesada a través de sus paisajes. Desde 1966, fecha en la que se asienta en Vigo, este orensano de nacimiento y vigués de adopción ha participado de nuestra ciudad hasta hacerla suya y ha llevado su obra, y con ella a Vigo, a colecciones particulares e institucionales de España, Europa y América. Antonio Quesada, Vigués Distinguido, es historia viva de nuestra ciudad y un ejemplo de nuestra cultura.

La Asociación de Traductores en Lengua Gallega trabaja por normalizar y difundir el idioma que ha vertebrado nuestro territorio durante siglos. Desde 1984, esta entidad, vinculada a la Universidad de Vigo, imbrica el gallego y la traducción desde una perspectiva académica y con vocación divulgativa. A través de sus publicaciones, dotando a nuestro idioma de un carácter revitalizador, la Asociación defiende los derechos del colectivo de traductores a la vez que el de los gallegos y vigueses. La Asociación de Traductores en Lengua Gallega, Vigués Distinguido, representa el respeto y devoción por aquello que nos une y nos identifica como pueblo.

El Club de Campo, por su parte, ha acogido en sus instalaciones a innumerables vigueses amantes del deporte, además de albergar eventos de talla internacional en hípica o en tenis que han exportado el deporte vigués y las bondades de nuestra ciudad a los ojos del mundo. El Club de Campo, Vigués Distinguido, celebra este año su 75 Aniversario manteniendo vivo su espíritu deportivo y, por ende, solidario.

Son también 75 los años que cuenta el Colegio Mariano en Vigo, desde mediados de los años 30 cuando se instala en la ciudad. Siempre enarbolando la bandera de la educación para nuestros jóvenes, el centro se ha adaptado con los años a la realidad social que impera en Vigo, haciendo de la educación un derecho y una obligación inalienable para una sociedad libre y participativa. La constancia del Colegio Mariano, Vigués Distinguido, lo es igualmente de la ciudad y de los vigueses.

Vigo ha acogido durante siglos a innumerables personas que han encontrado en la ciudad y en sus vecinos el mejor lugar donde desarrollar su actividad personal y profesional. Ejemplo de ello es Encarna Álvarez, Presidenta de la Federación de Comercio de Vigo y viguesa de adopción, que lleva veinte años luchando por el pequeño comercio de nuestra ciudad. Su esfuerzo diario es el bienestar de más de 15.000 trabajadores que engloba el sector y su tenacidad hará de Vigo la principal plaza comercial de Galicia en los próximos años. Encarna Álvarez, Viguesa Distinguida, representa los valores del trabajo y el buen hacer que caracteriza a los vigueses.

La Fundación ONCE potencia el carácter social y solidario de nuestra ciudad desde 1940, cuando se establece en Vigo con el objetivo de colaborar y apoyar a todos aquellos colectivos discapacitados en su lucha diaria por una mayor autonomía y calidad de vida.

Su esfuerzo, el de sus afiliados y trabajadores, repercute en la actividad cultural, social y deportiva viguesa; además de trabajar por una ciudad más accesible y amable. La Fundación ONCE en Vigo, Vigués Distinguido, nos habla de nosotros: de solidaridad, de esfuerzo y de capacidad de superación.

Finalmente, la entidad que este año es distinguida con la Medalla de Oro de la Ciudad es el Cuerpo de Bomberos de Vigo.

Después de más de un siglo de dedicación solidaria con esta ciudad, desempeñando un trabajo de riesgo con clara vocación de servicio público, su impecable profesionalidad y la calidad humana del colectivo de personas que conforman el Cuerpo de Bomberos de Vigo les convierten con creces en justos merecedores de la admiración y reconocimiento institucional de nuestra ciudad.

Su inmejorable proceder en siniestros como el incendio de la nave de O Gorxal refleja perfectamente a mi entender el arrojo de los bomberos de Vigo, la valentía y capacidad de sacrificio con la que vienen operando durante más de 100 años.

La del Gorxal fue una salida de las 2.200 que el Cuerpo efectuó en 2008, pero aglutina todos los valores que le hacen merecedor de la distinción: profesionalidad, sacrificio, solidaridad, valentía y altruismo.

Porque estos hombres y mujeres, además de atender a las numerosas necesidades que surgen de la actividad diaria de nuestra gran ciudad, prestan servicio a otros colectivos más allá de nuestras fronteras y en todo tipo de situaciones de emergencia.

Es el momento de hacer justicia con los bomberos de Vigo; un colectivo querido y admirado del que todos los ciudadanos nos sentimos tremendamente orgullosos, y que es ejemplo de calidad y profesionalidad en otras ciudades de Galicia y España.

Son estos los nombres de aquellas personas y entidades que han recabado sobrados méritos a lo largo de su trayectoria para que este año reciban el agradecimiento, la felicitación y el reconocimiento unánime de toda la ciudad.

Es este el homenaje de todo Vigo, alcanzado a través del consenso y acuerdo de todos por segundo año consecutivo; la responsabilidad ha imperado a lo que otorgo enorme importancia porque este acto debe ser el punto de encuentro de Vigo con sus ciudadanos ciudadanas.

Sólo desde el diálogo y los acuerdos podemos crecer como ciudad. Sólo desde el consenso avanzaremos en la consecución de las metas que Vigo tiene por delante, que son numerosas y muy estimulantes.

Así lo entendemos en el Concello de Vigo y así trabajamos, con humildad y abiertos al diálogo social. Es sumamente importante mantener este nivel de encuentro que hemos conseguido, cuyo exponente son los nombramientos de los Vigueses Distinguidos y la concesión de la Medalla de Oro de la Ciudad.
Considero que este consenso representa el espíritu de la ciudad, los valores que la han definido durante dos siglos y que deben marcar las líneas de los próximos; los rasgos que caracterizan también a los Vigueses Distinguidos: el carácter solidario, emprendedor, diálogante, firme y libre.


Outros discursos
Día da Constitución Española

DISCURSO GALA VIGUESES DISTINGUIDOS 2015

DÍA DAS LETRAS GALEGAS 2015
Dedicado a Xosé Filgueira Valverde


Bando da Reconquista 2015

XXXVI ANIVERSARIO DA CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA
(2014)


DIA DE GALICIA 2014


Ver todos


Volver á portada

© Gabinete de Prensa - Concello de Vigo 2003